Noticias

¿QUÉ ES EL TRASTORNO TEMPOROMANDIBULAR (TMJ)?

¿QUÉ ES EL TRASTORNO TEMPOROMANDIBULAR (TMJ)?

La articulación temporomandibular (ATM) es la ‘bisagra’ que une el maxilar superior y la mandíbula inferior. Cuando esta articulación tiene problemas o no trabaja correctamente decimos que existen alteraciones de la ATM.
Esta bisagra es una de las articulaciones más complejas del cuerpo, es responsable de mover la mandíbula inferior hacia delante, atrás y hacia ambos lados. Todos los problemas que impiden el trabajo normal de este sistema complejo de músculos, ligamentos, discos y huesos, se agrupan bajo la denominación de alteración de ATM.
Con frecuencia, la alteración de ATM se manifiesta clínicamente como si la mandíbula saltara, cliqueara o se “atascara” por unos segundos. A menudo, es imposible de determinar la causa exacta de esa falta de alineación.
¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA ALTERACIÓN DE ATM?
Las alteraciones de la ATM presentan varios síntomas y señales. Es difícil saber con certeza si uno padece alteraciones de ATM o no, porque los síntomas también son indicadores de otros problemas.
El dentista emitirá el diagnóstico correcto por medio de tu historia clínica y odontológica completa, el examen clínico y la toma de radiografías apropiadas.
Algunos de los síntomas de alteración de ATM más comunes son los siguientes:
• Dolores de cabeza (frecuentemente parecidos a las migrañas), dolor de oídos, y dolor y presión por debajo de los ojos.
• Un cliqueo al abrir o cerrar la boca.
• Dolor ocasionado por el bostezo, al abrir la boca ampliamente o masticar
• Mandíbulas que se “traban”, se cierran o se salen del lugar.
• Molestias dolorosas en los músculos de la mandíbula.
• Un cambio repentino en el modo en que los dientes superiores e inferiores encajan unos sobre otros.
¿CÓMO SE TRATAN LOS TRASTORNOS DE LA ATM?
Debido a que es necesario realizar más estudios sobre la seguridad y la eficacia de la mayoría de los tratamientos para los trastornos de las articulaciones y los músculos mandibulares, los expertos recomiendan firmemente que se utilicen los tratamientos más conservadores y reversibles posibles. Los tratamientos conservadores no invaden los tejidos de la cara, mandíbula o articulación ni requieren cirugía. Los tratamientos reversibles no provocan cambios permanentes en la estructura o la posición de la mandíbula o de los dientes. Incluso cuando los trastornos de la ATM son persistentes, la mayoría de los pacientes no necesitan tratamientos agresivos.
• TRATAMIENTOS CONSERVADORES
Debido a que los problemas más comunes de las articulaciones y los músculos mandibulares son temporales y no empeoran, es posible que sólo requiera un tratamiento sencillo para aliviar el malestar.
Hay pasos que puedes seguir y que pueden ayudarte a aliviar los síntomas, tales como:
• comer alimentos blandos,
• aplicar bolsas de hielo,
• evitar los movimientos extremos de la mandíbula (como dar bostezos grandes, cantar fuertemente y mascar chicle o goma de mascar),
• aprender técnicas de relajamiento y reducción del estrés,
• practicar estiramientos suaves de la mandíbula y ejercicios de relajamiento que pueden ayudar a incrementar el movimiento de la mandíbula. Tu dentista te recomendará ejercicios, si son lo indicado para tu situación en particular.
ANALGÉSICOS
Muchas personas con trastornos de la ATM pueden obtener alivio temporal de las molestias de la mandíbula, con el uso a corto plazo de los analgésicos sin receta o de los fármacos antiinflamatorios no esteroideos o AINE (también conocidos como NSAIDS, por sus siglas en inglés), como el ibuprofeno. Cuando sea necesario, el dentista puede recetarte analgésicos o medicamentos antiinflamatorios más fuertes, relajantes musculares para ayudar a aliviar los síntomas más fuertes.
FÉRULAS DE ESTABILIZACIÓN
El dentista puede recomendar un dispositivo oral, también llamado férula de estabilización o protector bucal o de la mordida, que es un protector de plástico que encaja en los dientes superiores o inferiores.
LAS FÉRULAS DE ESTABILIZACIÓN ES EL TRATAMIENTO MÁS UTILIZADO PARA LOS TRASTORNOS DE LA ATM.
Sin embargo, los estudios de su eficacia para aliviar el dolor no han sido concluyentes. La férula de estabilización no debe causar cambios permanentes en la mordida.
Aunque los tratamientos conservadores y reversibles que aquí se describen son útiles para el alivio temporal del dolor, no son una cura para los trastornos de la ATM. Si los síntomas continúan un largo tiempo, continúan los síntomas con frecuencia o empeoran, debes informarnos.
• TRATAMIENTOS IRREVERSIBLES
Entre los tratamientos irreversibles se encuentran la ortodoncia para cambiar la mordida; las coronas y puentes para equilibrar la mordida; el limado de los dientes para equilibrar la mordida (llamado “ajuste oclusal”); y las férulas de reposicionamiento, un tipo de aparato ortopédico que alteran la mordida de manera permanente.
CIRUGÍA – IMPLANTES
El hecho de no responder a los tratamientos conservadores, por ejemplo, no significa automáticamente que sea necesario recurrir a la cirugía Es el odontólogo quién recomendará un tratamiento u otro. Si te recomiendan un procedimiento quirúrgico, asegúrate de que el médico sea de confianza y te explique —en palabras que puedas entender— la razón para el tratamiento y los riesgos posibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *